sábado, 21 de agosto de 2010

Cortado Verde


Siempre creyó que su falso conocimiento intimidaba a las personas, que el solo hecho de que los demás hicieran silencio cuando él hablaba, era porque resultaba interesante, novedoso. Nadie lo soportaba en realidad...

Su capacidad para acaparar la atención de todos, se basaba en su tono de voz, en su constante grito entabacado. Solía levantarse de su silla para hablar, y hacer pasos cortos en dirección a los que lo rodeaban, hasta casi chocarlos. De vez en cuando hacía silencio para escuchar a los demás, pero arruinaba el espectáculo con una risa exagerada que apagaba hasta la carcajada más contagiosa. No tardó mucho en convertirse en el insoportable del Bar...

El trabajo de él consistía en musicalizar cualquier tipo de eventos que le soliciten, hacia alarde de su destreza constantemente, hasta denigrar al que ni siquiera había dado una opinión al respecto. Por el solo hecho de no saber, él quería hacerte quedar mal. Algunos protectores de fracasados lo defendían por su buen oído, cuando en realidad, los que discutían, no sabían nada al respecto, pero se generaba una especie de debate por la simple naturaleza humana en querer estar en contra de algo sin tener la más puta idea de por qué pierden tiempo discutiendo en vano.

Las mujeres lo odiaban, y sabían expresarlo, a diferencia de los hombres, que acostumbraban a poner una sonrisa que disfrazaba las ganas de matarlo a golpes. Por ahí contaba anécdotas inexistentes en las que él era un héroe de barras en los bares, y para una mujer, no hay nada peor que el tipo que mide el contenido de su copa utilizando su pija como regla. Odiaban sus continuos abrazos y besos simulando una amistad casi de sangre. Bastaba con ver sus caras de asco, de impotencia, al ver que no podían darle una patada en las pelotas, porque en definitiva, el no le había hecho mal a nadie…

Nadie sabía su edad exactamente, su personalidad y su deteriorada apariencia, no nos permitían interpretar si tenía 25 o 50 años, ni hablar de su cumpleaños, creo que a nadie alguna vez se le ocurrió preguntarle, pasa que el tipo, cansaba antes de que te interese saberlo. La historia de su vida se volvía cada vez menos atractiva a medida que sus anécdotas interrumpían esos agradables silencios. Se convirtió en un muñeco de cera que no envejecía…

Noche de peña en el Bar, un cantante demasiado metrosexual para una Zamba, se preparaba para dar su espectáculo, la gente lo quería, les gustaba, a mi no… Quiere colocar la espuma para el micrófono y “El insoportable” no lo toleró, e hizo un escándalo por ello, su fundamento era que eso solo se utilizaba en exteriores, por el viento… ¿Qué tal si el tipo quería cantar con la espuma? Qué no importara la ausencia del viento en un ambiente cerrado, él solo quería usarlo. Hubo una calma después de la tormenta absurda que provocó este hijo de puta… Nadie dijo nada, a mi solo se me ocurría arrojarle una botella y colocar la espuma en el micrófono, solo para hacer justicia…

Acostumbraba a hablar con personas que jamás le había dirigido la palabra y creía conocerlas de toda la vida, haciendo acotaciones que incomodaban a estos… No me olvido más de una noche en la cocina del Bar, mientras me preparaba un Fernet, éste se puso a hablarle a Ella… A medida que repetía chamuyos baratos y desagradables, típicos de un “pendejo viejo verde”, mi trago se convertía en el más fuerte de todos… “¿Qué te pasó? Me acuerdo que eras más inocente antes… (Risa irritante)” le dijo… Si yo me molesté con esa acotación, deberían haber visto como se puso ella… Su cara, semejante a la de Tony Montana a la hora de volar la puerta al grito de “SAY HELLO TO MY LITTLE FRIEND!” lo decía todo… Pero es educada, no dijo nada, su cara y la mía bastaron como para que él se aleje…

Es un jueves a la tarde, estoy en mi casa y me llega un mensaje al celular que dice, mataron a “Cortado Verde”… No lo creí, esa noche me fui al “pueblo” para saber de qué se trataba todo esto.

“Asesinato en la orilla” era el título del periódico semanal de la ciudad de Bell Ville, siempre quieren darle un toque poético a sus titulares, patético… “A medianoche, volviendo a su casa, por la transitada Costanera, Juan Manuel Yunque de 32 años, es interceptado por interpretes desconocidos, que le quitaron la vida de 13 puñaladas y luego fue arrojado al rio, donde lo encontraron unos jóvenes que se encontraban a metros del lugar de los hechos, éstos comentan no haber escuchado nada” Aparentemente fue todo un ajuste de cuentas, eso es lo que se comentó en el Bar…

Triste y bizarro final para “Cortado”, las noches de Bar se ven distintas, vacías, más allá de que cuando éste iba, arruinaba la velada… Pero siempre cuando uno se acostumbra a algo y eso desaparece, por más nocivo que era, nos deja el alma desorbitada y no podemos explicarlo…

Ahora, todo el mundo recordará esa noche, en la que el hombre más pesado del mundo, flotó en el Rio Ctalamochita…

miércoles, 18 de agosto de 2010

¿Para qué nos fuimos?


Yo no creo que saber eso sea de suma importancia como para andar perdiendo el poco tiempo que tenemos. Y si me permite, se lo voy a fundamentar…


Desde que nacemos, nos introducen a un mundo en el que la prohibición es un método de aprendizaje, nos privamos cada vez más libertades y creemos que de ese modo se solucionan los problemas. Mientras más policías hay, más seguros estamos. Completos ilusos. “No subas, que te vas a caer”, oí decirle a una madre a su hijo en la plaza, ¿porque no lo deja caer? ¿Por qué no deja que su hijo se lastime, que conozca el dolor, que vea sangre? ¿Hay algo malo en eso?


Al igual que en la niñez, en la adolescencia (ésta en mayores oportunidades), nos vemos sometidos en situaciones que definen nuestra personalidad, experiencias amargas que nos dan forma como a una pieza de madera tallada con un cuchillo viejo, deteriorado. De algún modo u otro podemos asumir que no todo en esta vida es miserable, disfrazamos continuamente nuestra soledad con otras personas, otras actividades. En esta etapa somos continuamente bombardeados por un estilo de vida que es asociado por las masas como el correcto, el armónico estilo que nos hace “comunes”, somos adiestrados para consumir de manera exagerada, quejarnos de manera exagerada, expresarnos de manera exagerada, luego enfermarnos de manera exagerada y consumir todo tipo de psicofármacos. Y el de mentalidad más fuerte, el que se opone a lo “normal”, es atacado continuamente por una sociedad pre juiciosa, que nos quiere hacer creer (y en algunos casos lo logra), que nosotros no somos bienvenidos, que por la decisión que tomamos o simplemente porque la naturaleza lo quiso así, debemos pedirle permiso y disculpas a gente que no nos merece.


¿Existen esas personas? Me pregunto, hasta donde recorrí, en este corto trayecto de mi vida. Basta con salir a caminar y ver las caras de los transeúntes, que ocupan, o quieren ocupar, un espacio en este teatro abandonado. Sus rostros tristes, vacios, llenos de nada, me demuestran que sí, que sí existen.


Y siempre viéndolo desde el mediocre punto de vista de la clase media, ¿No? Ni hablar de lo que podría llegar a decir un niño de la calle si tuviese la educación, como para poder gritarle al mundo todo lo que guarda en su cabecita. Creemos que haciendo fundaciones, donaciones de televisores y computadoras, estamos comprando un lugar en el paraíso. Basta con salir a la calle y ver en que nos convertimos, o acaso, el hecho de que ellos estén en la calle, ¡¿te hace sentir de que te ganaste un lugar en el mundo?! Pobre de ti, pobre de mí…


Ahora, en cuanto la vemos a ella, tan especial, transitando por un plano que solo los tristes, que confunden al amor con la admiración, conocen. Una dimensión que no todos tienen la capacidad de apreciar… Definitivamente creo que hay seres “humanos” que evolucionaron entre tantos monos burócratas. Son esos fracasados llenos de belleza, los depresivos, los sensibles, los melancólicos. Pero ella es cruel, y es ese su encanto, su desprecio por su propia especie es lo que la hace gigante. Y ahí estamos perdidos. Conocimos lo que nos ata a este planeta y ahora resulta imposible desvincularse, solo queda adaptarnos a nuestro medio ambiente y conformarnos con un mono ambiente.


Levantarse temprano para ir al trabajo, 5 o 6 veces a la semana, promedio de entre 6 y 10 horas diarias. Apretando los dientes a fin de mes, el sueldo es amplio, pero trabajar demanda gastos que desocupados, no tenemos, porque si pagamos cosas que no disfrutamos, ¿por qué no darnos un gustito? Sí pago los impuestos, ¿por qué no puedo comprarme ese televisor? Nuestro cerebro va eliminando cosas que en su momento eran indispensables para la supervivencia, pero las borra por falta de uso. Ya no hay tiempo para la bohemia.


Estoy casado, ¿con la mujer que amo? No sé, es la única que se animó a aguantarme por “el resto de mis días”. Tengo dos hijos, uno va al jardín, el otro ni siquiera habla. Más responsabilidades, menos goce. Mis amigos, ya ni los veo, mis amores imposibles, mucho menos. Ya me convertí, en un fuerte pero excusable engranaje de esta máquina que no se detiene. Vuelvo a darme cuenta que estoy perdido.


Ya son tres los hijos, están en la secundaria o en la universidad, no me pregunten exactamente, a esta altura no entiendo nada, pero porque no quiero entenderlo tampoco. Resignado con una vida de mierda, empiezo a disfrutar ahora de lo que hubiese tenido más sentido de joven, ahora que tengo el tiempo y el dinero, me escapo de mi vida unos días, salgo de viaje, y recorro todos esos lugares que me hubiese encantado recorrerlos con ella…


¡HERMOSA MUERTE! ¡VINO A BUSCARME! Todos observan hacia abajo, como con culpa, ¡ESTOY ACÁ ARRIBA SEÑORES! ¡¿NO ME ESCUCHAN?!.................


En fin… Por eso “Seño”, en vez de preguntarse “¿De donde venimos?”, por qué no se pregunta, ¿Para qué nos fuimos?

lunes, 16 de agosto de 2010

Tiempos friolentos..


Se cortó la luz en mi trabajo mientras escribía, y al darme cuenta que no lo había guardado, grito: “LA RE CONCHA DE SU MADRE!”. Justo entraba una clienta conocida, ella sonríe y luego se va sabiendo que no íbamos a poder ayudarla. Me aburro y salgo a fumar un cigarrillo.

Pasan las hermanas “Cosmopolitan”, una rubia y una morocha, hermosas, los gritos y silbidos de los albañiles tapan los sonidos del tren, increible! Verdaderos animales salvajes... Justo cuando estaba por apagar el cigarrillo, aparece Carlos, el portero del edificio donde está la oficina, es una de esas personas que solo hablan de cosas que sucedieron en el día y se sabe, absolutamente, toda la vida de los personajes de su anécdota, como un Gabriel García Márquez, pero del chisme. BOOM! Le disparo en el estómago.. Ojalá! Espero que haga un silencio y entro de nuevo a la oficina, hacía mucho frio.

La luz todavía no volvió, saco un Té “Vick” de uno de mis cajones, estoy congestionado y con el pecho hecho bolsa. Abro el sobrecito y se cae un poco del polvo en el escritorio, me quedo un rato mirando eso, luego leo el sobre que dice “Analgésico, Antifebril y DESCONGESTIVO NASAL – Alivio sintomático de resfríos y estados gripales”.. Derramo todo el contenido sobre el escritorio y trazo, con el polvo, dos líneas paralelas y gruesas, totalmente iguales. Agarro un billete, el más sano que tenía, uno de 10 pesos, lo doblo formando un cilindro delgado y me lo llevo a la nariz, con la intención de acabar con el problema de raíz! La luz vuelve, desarmo las líneas y lo vuelco en una taza, le pongo agua caliente y lo tomo, todo vuelve a la normalidad..

domingo, 15 de agosto de 2010

Chupate esta mandarina mecánica!


Luego de varios años pegando los mocos debajo de la mesa, de hacer barquitos con los boletos de los colectivos, de levantarme los domingos a las 6 de la tarde con aliento a inodoro de boliche, de masturbar al cerebro en busca de ideas para no caer en la depresión de una cabeza desocupada (o tal vez abandonada), he decidido encerrarme en mi casa, sentarme frente a mi computadora y escribir cualquier cagada que se me antoje! Eso es vida la re putisima madre que me parió! Aaaaaaaaaaaaaahhhhhh! Mi vida apesta!

No tengo ni la más puta idea de lo que se va a publicar semana a semana, espero estar iluminado para no ser tan oscuro a la hora de escribir, quiero que sepan que cualquier aporte para este colectivo de la inmadurez, es siempre bienvenido..

Quisiera agradecerles a los hijos de puta que creyeron en mi, manga de ilusos! A las personas que me acompañan en mis actividades extra laborales, manada de forros! A mis amigos que aplauden cualquier estupidez que sale de mi boca, atado de lame culos! A todos ellos, GRACIAS!

Por otro lado, quería contarles que renuncié a mi trabajo para poder dedicarle más tiempo a esto................................................................ BAZZINGA!