Ir al contenido principal

¿Para qué nos fuimos?


Yo no creo que saber eso sea de suma importancia como para andar perdiendo el poco tiempo que tenemos. Y si me permite, se lo voy a fundamentar…

Desde que nacemos, nos introducen a un mundo en el que la prohibición es un método de aprendizaje, nos privamos cada vez más libertades y creemos que de ese modo se solucionan los problemas. Mientras más policías hay, más seguros estamos. Completos ilusos. “No subas, que te vas a caer”, oí decirle a una madre a su hijo en la plaza, ¿porque no lo deja caer? ¿Por qué no deja que su hijo se lastime, que conozca el dolor, que vea sangre? ¿Hay algo malo en eso?

Al igual que en la niñez, en la adolescencia (ésta en mayores oportunidades), nos vemos sometidos en situaciones que definen nuestra personalidad, experiencias amargas que nos dan forma como a una pieza de madera tallada con un cuchillo viejo, deteriorado. De algún modo u otro podemos asumir que no todo en esta vida es miserable, disfrazamos continuamente nuestra soledad con otras personas, otras actividades. En esta etapa somos continuamente bombardeados por un estilo de vida que es asociado por las masas como el correcto, el armónico estilo que nos hace “comunes”, somos adiestrados para consumir de manera exagerada, quejarnos de manera exagerada, expresarnos de manera exagerada, luego enfermarnos de manera exagerada y consumir todo tipo de psicofármacos. Y el de mentalidad más fuerte, el que se opone a lo “normal”, es atacado continuamente por una sociedad pre juiciosa, que nos quiere hacer creer (y en algunos casos lo logra), que nosotros no somos bienvenidos, que por la decisión que tomamos o simplemente porque la naturaleza lo quiso así, debemos pedirle permiso y disculpas a gente que no nos merece.

¿Existen esas personas? Me pregunto, hasta donde recorrí, en este corto trayecto de mi vida. Basta con salir a caminar y ver las caras de los transeúntes, que ocupan, o quieren ocupar, un espacio en este teatro abandonado. Sus rostros tristes, vacios, llenos de nada, me demuestran que sí, que sí existen.

Y siempre viéndolo desde el mediocre punto de vista de la clase media, ¿No? Ni hablar de lo que podría llegar a decir un niño de la calle si tuviese la educación, como para poder gritarle al mundo todo lo que guarda en su cabecita. Creemos que haciendo fundaciones, donaciones de televisores y computadoras, estamos comprando un lugar en el paraíso. Basta con salir a la calle y ver en que nos convertimos, o acaso, el hecho de que ellos estén en la calle, ¡¿te hace sentir de que te ganaste un lugar en el mundo?! Pobre de ti, pobre de mí…

Ahora, en cuanto la vemos a ella, tan especial, transitando por un plano que solo los tristes, que confunden al amor con la admiración, conocen. Una dimensión que no todos tienen la capacidad de apreciar… Definitivamente creo que hay seres “humanos” que evolucionaron entre tantos monos burócratas. Son esos fracasados llenos de belleza, los depresivos, los sensibles, los melancólicos. Pero ella es cruel, y es ese su encanto, su desprecio por su propia especie es lo que la hace gigante. Y ahí estamos perdidos. Conocimos lo que nos ata a este planeta y ahora resulta imposible desvincularse, solo queda adaptarnos a nuestro medio ambiente y conformarnos con un mono ambiente.

Levantarse temprano para ir al trabajo, 5 o 6 veces a la semana, promedio de entre 6 y 10 horas diarias. Apretando los dientes a fin de mes, el sueldo es amplio, pero trabajar demanda gastos que desocupados, no tenemos, porque si pagamos cosas que no disfrutamos, ¿por qué no darnos un gustito? Sí pago los impuestos, ¿por qué no puedo comprarme ese televisor? Nuestro cerebro va eliminando cosas que en su momento eran indispensables para la supervivencia, pero las borra por falta de uso. Ya no hay tiempo para la bohemia.

Estoy casado, ¿con la mujer que amo? No sé, es la única que se animó a aguantarme por “el resto de mis días”. Tengo dos hijos, uno va al jardín, el otro ni siquiera habla. Más responsabilidades, menos goce. Mis amigos, ya ni los veo, mis amores imposibles, mucho menos. Ya me convertí, en un fuerte pero excusable engranaje de esta máquina que no se detiene. Vuelvo a darme cuenta que estoy perdido.

Ya son tres los hijos, están en la secundaria o en la universidad, no me pregunten exactamente, a esta altura no entiendo nada, pero porque no quiero entenderlo tampoco. Resignado con una vida de mierda, empiezo a disfrutar ahora de lo que hubiese tenido más sentido de joven, ahora que tengo el tiempo y el dinero, me escapo de mi vida unos días, salgo de viaje, y recorro todos esos lugares que me hubiese encantado recorrerlos con ella…

¡HERMOSA MUERTE! ¡VINO A BUSCARME! Todos observan hacia abajo, como con culpa, ¡ESTOY ACÁ ARRIBA SEÑORES! ¡¿NO ME ESCUCHAN?!.................

En fin… Por eso “Seño”, en vez de preguntarse “¿De donde venimos?”, por qué no se pregunta, ¿Para qué nos fuimos?

Comentarios

  1. Che, Brownie, sublime. Realmente te lo digo, no por quedar bien por cuestiones de sangre. Excelente, me encantó.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Pipi, no sabes lo mucho que esperaba tu opinión, de veras loco.. Todavía necesito de esa capacidad que tenes vos para presentar a los personajes, NECESITO PERSONAJES! Jajajaja! Bueno, basta de lamernos el trasero que nos quedaremos atascados en nosotros, dijo Harvey Keitel en Pulp Fiction... Jajajajaaaaa! Un abrazo grande primo, me alegra que le haya gustado..

    ResponderEliminar
  3. pla pla pla pla...(aplausos son eh, no pisadas en un charco)...buenisimo, cuantas verdades y cuantas mentiras que vivimos.
    un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  4. che primazo quise darle al botoncito seguir...para seguirte...no se adonde vas pero te sigo...y me salió este error:

    Request-URI Too Large
    The requested URL /accounts/SetSID... is too large to process.

    eso significa que la tengo muy larga para seguirte?

    ResponderEliminar
  5. Jajajajaaaa! Probablemente loco, todo este tema del blog es nuevo para mi.. Ahora que me decís esto, me acuerdo que una de las preguntas que me hizo, era el sexo, y yo puse la M de "Maní", por mi desgracia genital, entonces por eso debe ser que no permite a los pijudos... Pero bueno, como dijo Bob Marley, las guerras seguirán mientras el tamaño de la pija siga siendo más importante que el tamaño de las pata'.. Un abrazo grande!

    ResponderEliminar
  6. Ah! Y los aplausos son: CLAP! CLAP! CLAP! Jajajajaa!

    ResponderEliminar
  7. no te entiendo loco, te mandas un discurso de la putisima madre, ante el cuál me saco el sombrero (primero me lo pongo para sacarmelo porque no uso) y me venis a decir como tengo que aplaudir!?!
    que nos pasa a los argentinos?!

    ResponderEliminar
  8. Noooooo! Nada que ver! Yo para que no ande aclarando que es un aplauso y no un chapoteo.. Jajajajaaaaa! Y espero que tu pregunta sobre que nos pasa a los argentinos, sea retórica, porque puedo explicarle que nos pasa, pero me temo que no tenes ganas de escucharlo... Jaaaaaaaaa!

    ResponderEliminar
  9. Brownie, ni se gaste en contestarle a Grill, que rima con gil. No sabe diferenciar un chapoteo de un aplauso, por eso cuando tocan le timbre alimenta al canario, es de cuarta.
    En cuantó al error ese mencionado por el déspota con cara de Simpson, también me ocurrió, pero volví al día siguiente y pude seguirlo. Creo que es cuestión de "primeras impresiones". A la segunda se deja tocar.
    Abrazos varios.

    ResponderEliminar
  10. Jajajajaaaa! Viste como es? Yo lo doy una ayudita y me manda a la mierda, quien se cree que es! Jajajajaaaaa! Y si, me lo imagino al pelotudo corriendo desesperado por la casa cuando la pava silbadora suena al hervir el agua.. Pero bueno, es mi primo y lo banco a muerte, a pesar de que es así de especial.. Un abrazo grande para both of you...

    ResponderEliminar
  11. a la gente hay que quererla como es. Gracias!..ah ahora pruebo seguirte otra vez, si vos me bancas yo te sigo adonde sea.

    ResponderEliminar
  12. De una que te banco loco, peroooooo....... Donde estás? Me di vuelta y la vi a Caro, a Pipi y a "Quieropapasfritas"... Y vos loco? Paraste a comprar choris? Metele que llegamos tarde a no se donde..

    ResponderEliminar
  13. uf..los alcanzé...me distraje un momento y cuando quise mirar hacia adelante la vida ya no estaba...uds tampoco, se habian ido...vuelvo a mirar hacia atras para ver si habia dejado algo, quizas para aferrarme a eso pero no habia nada, no habia dejado nada, y que hice todo este tiempo me pregunté? No encontraba respuestas y no sabia que hacer, si vuelvo puedo llegar a perderlos del todo y quedar atrapado en el pasado, un pasado inexistente...mejor miro hacia adelante y trato de alcanzarlos...puede que uds tengan la respuesta o simplemente puedan ayudarme a dejar algo, asi no me vuelvo a perder.

    ResponderEliminar
  14. CLAP! CLAP! CLAP! CLAP! CLAP! CLAP! CLAP! CLAP! CLAP! CLAP! CLAP! CLAP! CLAP! Eso es un aplauso.. Y con delay, jajajaja, recién lo leo, mierda que so talentoso vo! Muy bueno Grill, parece ser de sangre no más..

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Poesía sucia II

Encerrémonos en un pequeño cuarto y encendamos cientos de cigarrillos, hasta que el celeste y el marrón de nuestros ojos se vuelvan rojos...
Bebamos todo el alcohol del mundo hasta que nuestros vasos se erosionen sin que lleguemos a marearnos... Prendamos fuego las plazas y los parques con libros de autoayuda... Dejemos con la duda al psicólogo, al médico y al policía de saber quienes son los más sanos...

Ya no vas a tener que esconderte para que puedan verte en todos lados... Ya no vas a querer gritar a solas con tu libertad esperando que tu mente te dibuje las persianas... Ya no vas a preocuparte por aquellos que corrigen tu futuro, sometiéndote a leer a cualquiera, menos a mí, en tus mañanas... Ya no vas a soñar de pie que estamos acostados...

Que se pudran todas las manzanas, que se quemen todos los destinos escritos, que se mueran todos los perros domesticados, pero que nunca, pero nunca, se vayan esas ganas de cagarnos a tiros...

Manija

Pensaste que era la soledad, te masturbaste y seguiste manija. Pensaste que eran tus amigos, los puteaste y seguiste manija. Pensaste que era la lluvia, te secaste y seguiste manija. Pensaste que era el país, pediste un cambio y seguiste manija. Pensaste que era el pelo, lo ataste y seguiste manija. Pensaste que era el perro, lo soltaste y seguiste manija. Pensaste que era tu madre, la abrazaste y seguiste manija. Pensaste que era tu padre, lo reemplazaste y seguiste manija. Pensaste que era la bici, la inflaste y seguiste manija. Pensaste que era el globo, lo pinchaste y seguiste manija. Pensaste que era la gente, la escupiste y seguiste manija. Pensaste que eran tus hermanos, los aceptaste y seguiste manija. Pensaste que era la rubia, tomaste negra y seguiste manija. Pensaste que era el sexo, mentiste y seguiste manija. Pensaste que era el cigarrillo, lo encendiste y seguiste manija. Pensaste que era la televisión, la apagaste y seguiste manija. Pensaste que era el camino, lo atravesaste y seguiste…

La Gravedad del Asunto

Hay algo ahi afuera que pesa mas que la misma gravedad

Es un sentimiento viejo que se manifiesta de manera extravagante cada vez que se pasa el efecto de la droga elegida

No soy yo particularmente

No es mi responsabilidad

No debo caer en esa culpabilidad de estigmatización de yonki

El resultado de una ausencia no es una precipitación de sensibilidad personal

Cada sentimiento suscitado es un fenómeno deliberado del monstruo que toma diferentes formas para enarbolar una incertidumbre cada vez mas borrosa

La transformación de una conspiración paranoica hacia una realidad evidente sigue siendo un artificio del hombre para frustrarme en mi camino hacia la sencilla verdad

No somos nada sin la incertidumbre, pero tampoco somos nada sin la esperanza del cambio a corto o largo plazo

Nuestro potencial se encuentra aturdido por nuestras debilidades que se descubren ante el enemigo como un soldado torpe en frente de batalla

No es nuevo esto que revelo, o se revela

Es tan viejo como la forma que elegimos par…